domingo, 11 de enero de 2009

Reforzando consumidores-tipo para vender periódicos

Hoy se ha presentado el rediseño de El Mundo. El de papel no lo he visto pero dicen que no hay gran diferencia. El digital no me convence en absoluto, como a mucha otra gente. En todo caso, lo que centra mi atención está en la explicación de los cambios tipográficos:

una tipografía más femenina, como no podía ser de otra manera, sin perder el rasgo periodístico, será la nueva apuesta de Yo Dona, la revista femenina de El Mundo."

¿Cómo leches puede una tipografía ser femenina? ¿Quieren decir que es redondita, suave, dócil, que lleva maquillaje o que se sienta con las piernas juntas? Y esa oposición femenino / periodístico... en la línea del director adjunto de El País, cuando hablaba de cambiarse a la información "inmediata, íntima, femenina".

A decir verdad, este tipo de dicotomización no debería sorprenderme viniendo de un periódico que regala un suplemento para mujeres sobre moda, belleza, gastronomía y tendencias. El periódico, neutralizado, evidentemente es masculino, lleno de política, economía, columnistas y cosas serias de esas. Igual que hace ABC con Mujer Hoy, e igual que hacen muchos otros diarios de manera menos explícita, pero clara, empaquetando ciertos temas en rosa, "para ellas" o similar.

Luego te hacen unos editoriales sobre igualdad que quedan la mar de chulos, y defienden a la Chacón y todo. Sin credibilidad alguna. Es más, es obvio que mientras los periódicos no dejen de explotar el nicho mercantil de la supuesta condición femenina, tratando a las lectoras como ciudadanas con intereses no generalistas -porque lo general, en el espacio mediático y público, es masculino- cualquier condena de la violencia machista es una mierda hipócrita que no tiene credibilidad alguna. Y no me vengáis con que hacen lo que demandan las lectoras, que también hay mucha gente que demandaría páginas llenas de tías en bolas y no por ello se hace en un periódico 'serio' (en 20Minutos.es , ese periódico que por cierto no anuncia prostitutas por "ética", pero nadie ha dicho que fuera serio).

Yo de verdad que no tengo especial interés en ir por el mundo en plan feminista histérica, pero hay demasiadas veces en las que no me queda más remedio.


Actualización a 16 de enero: por si fuera poco, entrevista a Soraya (así, sin apellido ni nada, para que la confundamos con la de Operación Triunfo). Vía @rubendiaz y 233.grados: "Dos mujeres, dos portadas".

No hay comentarios: