viernes, 16 de enero de 2009

18.000 euros por no censurar comentarios

Hace tres meses Carlos Otto Reus, redactor de El día de Ciudad Real, publicó en su blog un artículo muy crítico con el "capo" Domingo Díaz de Mera, que además de dedicarse a sus negocios participa en un 74% del accionariado de este periódico. El articulo se centraba en la polémica contrucción de un aeropuerto . Al día siguiente, fue despedido por confundir "el constitucional derecho a la libertad de expresión y la sana crítica con el tratamiento injurioso y vejatorio". Recordemos el pequeño matiz de que su blog es personal y lo escribió fuera del horario laboral.

Ahora, de golpe, ha recibido tres demandas de conciliación previas a tres querellas criminales por un presunto delito de injurias y calumnias, pero no por el artículo que le costó su trabajo, sino por los comentarios que usuarios anónimos han dejado debajo. Como explican sus abogados, David Bravo y Javier de la Cueva:

Plantean como único modo de evitar la querella criminal que abone una indemnización de 18.000 euros, que elimine los comentarios "presuntamente injuriosos" y que se disculpe publicamente en un plazo de 24 horas. Además se le exige que adquiera el "compromiso judicial" de no permitir en el futuro palabras o términos "parecidos o similares" a los que en la demanda de conciliación se consideran injuriosos. La amplitud de esta pretensión significa exigir el compromiso judicial de eliminar cualquier comentario que los demandantes puedan considerar negativo."

En otras palabras: o cierras los comentarios de tu blog y dejas de escribir sobre 'Ciudad Real Vice', o te freímos a denuncias. Y lo peor es que probablemente quedará a merced de si el juez entiende lo que es un blog o no.

No hay comentarios: