sábado, 22 de noviembre de 2008

Queridas amigas residentes en Sevilla,

Como muchas sabréis, recientemente me he mudado a un piso nuevo, completamente vacío. Tengo una cama, una mesa, una estantería, una silla y una tostadora. Eso quiere decir que no me importaría tener también un sofá, colchón, sillón o puff, más sillas, mesas, cajoneras, un armario, cacharros de cocina, un felpudo en el que ponga Bienvenidxs, una motosierra, etc. ¿Os sobra algo de eso por ahí? Pues en vez de tirarlo, avísadme para que vaya a recogerlo.

Lo sé, en lugar de preguntar podría pediros que me llevéis a Ikea y conseguirlo todo por unos cuantos euros. Pero tengo razones poderosas para elegir esta opción:

. El año pasado, la empresa de limpieza del ayuntamiento de Sevilla recogió 659.000 muebles y enseres de las vías públicas. Nos pertenece uno a cada habitante. Si me dais permiso, me quedo también con los vuestros.

. Tras la enésima mudanza decidí que no volvería a acumular más pertenencias que libros, discos y ropa. Todo lo demás lo dejaré en el piso o lo regalaré, no quiero alquilar un tráiler la próxima vez.

. Desde que soy jipi me gusta pensar que podemos vivir creando alternativas, escapar de la obsolescencia planificada y jugar al potlach (como Hakim Bey).

. Y luego está lo del consumo insostenible, los delfines muertos y tal.

La revolución está en la basura, camaradas.

Muchas gracias.


++ Recursos para todas:

Red de trueque

Nolotiro.com

Sindinero.org

Y la habitación del trueque / o-lo-cojo-sin-dejar-nada-a-cambio de la Fábrica de Sombreros.

2 comentarios:

preescolar dijo...

mmm
pues... creo que tengo una cafetera, se le rompió el asa, pero su función principal la cumple.

si la quieres ya sabes...

Equipo dijo...

Todavía estás interesada???
Te escribo a tu correo.