viernes, 18 de abril de 2008

¡Manden firmes contra Antonio & The Machirulettes!

El gilipollas de Antonio Burgos no está solo, y no sólo en España: el mundo está lleno de gilipollas. Y la clase política, incluyendo muñecos de cera, tan a la altura de las circunstancias como era de esperar. Otra vez vuelven a sacar lo peor de mí: esta semana, ZP casi me cae un poco bien. Es más, casi estoy de acuerdo con Aguirre (nótese el apellido)... si no fuera porque me puede aquello del antipatriarcado.

No hay comentarios: