domingo, 23 de marzo de 2008

Down by law

Vía Pripublikarrak:

Me contó que en el módulo de mujeres no podían obtener plátanos. ¿Qué más les dará a las autoridades pertinentes el uso de esos plátanos? Para disfrutarlos como a cada cual se le ocurra... la privación de un objeto tan cotidiano e inocente que podría alegrar a más de una denota muchas cosas. Demuestra como la discriminación es doble, como pasa en muchas situaciones, por presa y por mujer. Y demuestra también la anulación de la sexualidad femenina."

La "anécdota" viene a cuento por la presentación de un estudio llamado "Prisión y diferencias de género" elaborado en Euskadi que señala varios frentes de discriminación en la cárcel: desde peores condiciones materiales en los módulos de mujeres hasta el déficit de cuidados y apoyos (esposa entregada que va a visitar a su hombre a la cárcel vs ¿qué?).

Buscando por ahí no encuentro estudios similares a nivel estatal, pero, por formular algo en positivo, enlazo el proyecto Nosotras Intramuros del centro penitenciario de Teixeiro (Lugo). Especialmente interesante el blog 'Chicass10', publicado por presas que creen en su "poder para transformar los estereotipos racistas y sexistas que se tienen de la población reclusa".

No hay comentarios: