martes, 9 de octubre de 2007

Ser atropellada por los intereses económicos

Ayer se publicó un fantástico estudio titulado "Automóvil, Seguridad Vial y Medio Ambiente" que, resumido periodísticamente, viene a decir que las muertes en accidentes de tráfico bajarían hasta un 40 por ciento si se renovara totalmente el parque de coches. O que los vehículos de más de diez años tienen el triple de posibilidades de sufrir un siniestro. ¿Me estás diciendo que tire mi antiguo Volvo y lo cambie por un nuevo Hyundai? No soy catedrática del Departamento de Ingeniería Mecánica y de Materiales de la UPV, pero me da a mí que no es así.

Rebuscando encuentro un artículo que desmiente este tipo de estudios e incluso les da la vuelta: sostiene que, cuanto más nuevo es el coche, más posibilidades de accidentes hay porque conducimos más confiados en su seguridad. Es más, llevando el argumento al límite, también podría ser que cuanto mayor sea la percepción social de que una marca es segura, más accidentes se tendrá conduciéndola. Que con el Hyundai no me la voy a pegar porque voy acojonada, vaya. Quizá nos estemos pasando de retorcidos, pero es cierto que habría que tener en cuenta la percepción de riesgo en algunas de las campañas de la DGT, por ejemplo.

Es obvio que ninguna de esas campañas, ni las publicaciones especializadas en motor y atiborradas de anuncios, van a contarnos qué marcas son las que sufren accidentes con más mortalidad. Sólo el gobierno británico parece tener la decencia de públicar estos datos (aunque no sea con claridad meridiana, quien tenga un rato para el análisis podrá llegar a algunas conclusiones). Iniciativa suya fue la agencia Euro NCAP, a la que luego se han unido otras entidades europeas. A nadie se le escapa que debe haber todo tipo de estructuras de poder operantes en semejante conglomerado, pero hasta ahora es lo más fiable que tenemos.

Y, volviendo al informe de ayer, ¿por qué se dice ahora eso? Resulta que estamos a dos meses de que finalice el Plan Prever y puede que nos haga falta justificar uno nuevo... Así podremos darle la vuelta a las cifras de ventas, que están bajando, y tendremos a otro sector contento para marzo de 2008. Es decir, financiemos la demanda, faltaría más.

En fin, podemos darle mil vueltas al tema, pero ya lo resumió todo Gonzalo Martínez-Fresneda en una columna en 20Minutos hace dos años:

La estadística de accidentes por cada marca de vehículo existe, pero es impublicable por considerarse publicidad negativa. La posibilidad de insertar avisos de peligro en la publicidad de los coches, como los que figuran en la del tabaco (ejemplo: La velocidad mata) es una vieja iniciativa que tropieza siempre contra los poderosos intereses económicos."

[Imagen: Peatón Bonzo | Ver documental]

1 comentario:

Sirah dijo...

Primero agradecer el enlace que haces a mi artículo, en tu artículo sobre marcas de coches y personas muertas y heridas. Ambas compartimos este interés por pedir luz y taquigrafos en este tema y creo maravilloso haber encontrado a alguien que cree necesario dar a conocer este problema.

Como bien dices, va a ser que no:), pero bueno, somos libres de investigar (por ahora). E investigando, uno se lleva unas buenas sorpresas. La verdad, es que no sabemos si estás dudas, son "sembradas" con inteligencia por las competencias, ya sea de fabricantes o incluso de los propios países productores, amparandose en sus organismos oficiales, por ejemplo.

Yo por lo menos que soy una apasionada del youtube, me he puesto a buscar y he encontrado videos realmente sorprendentes que he colocado también, como seguro habrás visto,en http://evolucionando.blogspot.com/2007/09/estadsticas-de-accidentes-por-marca-de.html

El caso es que al igual que con la vida de las personas en las guerras, les trae al fresco, el concepto en si mismo de "derecho a la vida".

Ya me gustaría a mi poder dedicar más tiempo a esto e investigar más sobre ello.Yo creo que conducir un coche con todos los adelantos en seguridad, no debía de ser una opción, sino un derecho.

Lo que no entiendo es donde queda la conciencia de los que participan en la venta de estes coches, conociendo ellos sí sus estadísticas de muertos.

Muy bueno tu artículo (hemos coincidido en algunos resultados en nuestra investigación:)), como dicen en meneame.net, a menear la información:))