domingo, 14 de octubre de 2007

31 años con la misma falta de ortografía

Cuando se fundó El País, en 1976, ya hacía dos años que la RAE había aclarado que "el empleo de mayúscula no exime de poner tilde sobre la vocal que deba llevarla" (en el apartado 15º del párrafo 6 del capítulo II de la edición de la Ortografía de 1974, para más señas). Es más, según insisten hoy en día, "la Real Academia Española nunca ha establecido una norma en sentido contrario".

Dicen que en aquel momento hubo un debate y que Polanco Senior estaba por la tilde, pero ganaron los que argumentaban que la imagen de la cabecera era más bien un logo y que qué importa la ortografía cuando está en juego el equilibrio gráfico.

El próximo domingo 21 el periódico estrena su supercomentada nueva imagen y dicen que sí, que por fin le van a poner la tilde. Ya era hora, porque, en mi opinión, es ciertamente cutre que un periódico no escriba correctamente (ni) su nombre y la cuestión tipográfica es bien fácil de superar con un poco de creatividad.

Por lo demás, parece que va a haber muchos otros cambios aparte de los visuales, como cuenta el diario mismo en un especial hoy. Me temo que se van a pasar a lo visual, por aquello de atraer a las masas, y se instalarán en el borde de lo superficial, espectacular y banal. Para no dejar solo al cada vez más rídiculo Público, vaya.

Si no, vean que malísima pinta tienen las palabras de Xavier Vidal-Folch, director adjunto, en TV3:

Intentamos cambiar algo que no tiene que ver con el formato. Algo que es actualizar nuestra mirada. Quiero decir que quizá hemos estado siempre muy pendientes –y no queremos dejar de estarlo- de eso que es importante, y hemos dejado de lado aquello que es interesante, o aquello que es más inmediato, más íntimo, si me lo permite decirlo, aquello que es más femenino..."

¿Qué coño es femenino? ¿Intimidad? ¿Cocina, corazón, decoración, Tampax©? ¿Lo que está intentando decir es que van a hablar menos de política, que es masculina? En fin...

No hay comentarios: