jueves, 23 de agosto de 2007

Black and proud, Tony

Vendía deuvedés por las calles de un suburbio de Tesalónica. Vio a unos cuantos policías y salió corriendo. La versión oficial es que se tiró él solo por un balcón. Fuentes alternativas dicen que hay testigos de que le empujaron y que corría porque había reconocido a los agentes que le pegaron una paliza un año antes.

Qué le pasó de verdad a Tony Onuoha el sábado pasado no lo sabremos. Y tampoco sabremos quiénes se están manifestando, quiénes de los manifestantes tiran piedras y quiénes no o con qué cara le pide el embajador de Nigeria a sus compatriotras que no se revuelvan. La información simplista y no entender griego moderno, es lo que tienen.

[Foto: Minas of the North.]

1 comentario:

Artacho dijo...

como siempre, sabes que la policía es asín...lo peor de todo es que aún los jueces tienen en cuenta más sus versiones...