domingo, 29 de julio de 2007

¡Tele2 estafa!

Cuando una abre un blog se enfrenta a un gran dilema: mientras tiene poquitísimas visitas (hacen falta un par de meses y mucha indexación para llegar a las poquísimas), derrocha las mejores ideas en posts interesantísimos. En fin, un horror.

¿Y cómo inflar burdamente el contador de visitas? Con un título como este, de los que prometen y dan en la diana de los resentidos (el mismo recurso que las canciones antiguas de Los Planetas). Lo cierto es que Tele2 lleva dos fines de semana seguidos con la costumbre de dejarme sin conexión y cuando llamo me dicen que comprenda que los técnicos en verano libran los findes... pero tampoco me quita el sueño, la verdad, y además, como esta noche he dormido en otro sitio, he amanecido con adsl.

Otro must es hablar de las tematizaciones del momento. Un poco de Harry Potter y la lucha contra el pirateo. Digo yo, que si no quieres que te cuenten el final no leas el post donde lo revelan, coñe. Qué gilipollez apelar al respeto por los lectores, como si fueran incapaces de decidir... igual sí que lo son. Y es lo único que digo, porque el libro no me interesa en absoluto. La peli de los Simpsons igual sí que voy a verla, más que nada porque en verano una baja el nivel cultural y le da igual cualquier cosa, pero también me tiene un poco harta mediáticamente. Es que hay productos tan instalados en la cultura popularizada que no necesitan de marketing viral como el que le ha hecho Del Olmo a El Jueves, nuestro hype castizo de temporada, para estar en todos lados.

Lo que yo venía a decir con todo esto es que, por muy "We Media" que nos pongamos, al final los líderes de Technorati son los mismos que los de los media convencionales, por encima de "nuestros" temas de geeks, gadgets y widgets. Llevo un mes actualizando la sección de cultura del digital de cierto grupo regional (léase cortapegando agencias) y juro que la mitad de los teletipos recibidos son de Harry Potter o de Los Simpsons. Mucho trabajo me cuesta que no aparezcan hasta en la sopa. Te lo ponen tan fácil, y es tan tentador, que no me extraña que también nos ganen la batalla a los que vamos de contra-media. Aunque vayamos de guays y le demos tratamientos tan rebuscados como este.

No hay comentarios: